I.L.S.
U.S.L.A.
C.S.L.S.A
Productos Marine Rescue
Aletas Viper
Conviertete en patrocinador y salva vidas!
   
 
 

Historia del Club Tortuga:

Desde la década de los setentas, turistas y surfers han viajado a un pequeño pueblo en la Costa del Pacífico Mexicano, Puerto Escondido, para disfrutar de su belleza y desafiar las olas más grandes del hemisferio oeste. Llamada la "Pipeline Mexicana", estas fabulosas olas hicieron del surf más que una actividad de ocio una "Corrida de Toros ".

Las fuertes corrientes y las barrras someras de arena, contribuyen al peligro al que están expuestos los nadadores y surfers por igual. Es realmente la peor pesadilla de cualquier salvavidas. "¡Aquí las cosas no son como en los Guardianes de la Bahía!"

   

Es difícil imaginar que, hasta hace pocos años, no habían salvavidas en esta playa de 3 millas por no mencionar que en ningún lugar del Estado de Oaxaca, México. Algunos surfers locales hacían rescates sin equipo en condiciones que harían pensarlo dos veces a cualquier salvavidas entrenado y bien equipado. Aún así estos jóvenes valientes de la localidad se ponían en peligro al tratar y prevenir los numerosos ahogamientos que ocurrián cada año.

Al darse cuenta del problema, algunos salvavidas y surfers de California, que anualmente viajaban a este "lugar secreto", empezaron a llevar equipo para su protección y la de sus amigos. Como siempre, dejaban el equipo con la gente de la localidad cuando terminaban sus vacaciones.

En 1986, Bob Burnside, un Jefe Retirado de los Salvavidas del Condado de Los Angeles, llegó a Puerto Escondido a surfear esta "Pipeline Mexicana". Como había escuchado de las condiciones peligrosas y de la necesidad de llevar equipo de rescate, llegó con 6 boyas de rescate y algunos pares de aletas. Se registró en el Hotel Santa Fe, en una habitación con vista a la Playa Zicatela, su siguiente parada fue en la Cantina. Cuando vio la enorme "Pipeline Mexicana", no podía creer que estaba viendo hermosas olas de 25 pies de altura, que rompían a lo largo de la playa. ¡También reconoció las horribles corrientes de retorno espaciadas aproximadamente cada 100 metros a lo largo de la costa, agitándose con algas, arena y cualquier cosa con la que se pusieran en contacto al dirigirse violentamente mar adentro!

En los siguientes días, un joven surfer de la localidad llamado José Estrada se presentó ante Bob y le contó como él y algunos compañeros habían hecho muchos rescates sin equipo ni entrenamiento. Burnside, con sus años de conocimiento, no solo con agencias de salvavidas en Estados Unidos, pero también con programas de salvavidas voluntarios en Australia y Nueva Zelanda, le sugirió a Estrada el establecer un club de salvavidas voluntarios. Con la ayuda de Burnside en California y un Americano que vivía en la Playa Zicatella, Jack Buck (Joaquín Venado), que se ofreció a servir de enlace con el grupo recientemente formado, le fue suministrado a José equipo de rescate, entrenamiento de salvavidas e información sobre como estructurar el Club. El Club de Salvavidas de Zicatela, México fue fundado con ese encuentro inicial, y José Luis Estrada fue nombrado su capitán, con siete miembros del equipo original: Jorge Pérez, Miguel Baylón, Juan Luis Bohorquez, Pablo Juárez, Jim Prewitt, Pablo Sarmiento y Francisco Samperio.

Al desarrollarse el acuerdo entre estos dos grupos, la Asociación de Salvavidas de Estados Unidos (USLA por sus suglas en inglés) votó para reconocer los esfuerzos que se extendían, y le dieron apoyo completo al nuevo grupo. Bob Burnside fue nombrado el Enlace de la USLA en México. Debido a que había sido abministrador por muchos años, Burnside se dió cuenta rápidamente de la necesidad de llevar su caso antre las autoridades gubernamentales del Estado de Oaxaca. En 1994, Bob viajó a la capital del estado e hizó contacto con el Consul de Estados Unidos, Mark Leyes. Juntos tuvieron acceso a la estructura interna del gobierno del estado y presentaron el proyecto del Club de Salvavidas. Al final de esas juntas, la oficina del gobernador le pidió a Burnside que presentara un plan maesto de seguridad para toda la región costera de Oaxaca.

En 1995, durante su luna de miel y viaje para surfear en Puerto Escondido, el Oficial de Seguridad Marina de Huntington Beach, California, Matthew Karl, se encontró con Burnside surfeando. Descubrieron que tenían mucho en común, no solo la pasión por el surf, sino también el conocimiento sobre como salvar vidas y la verdadera necesidad de realizar esfuerzos por promover el salvamento en las playas locales. Karl de inmediato se unió a este proyecto y, cuando los jovenes de la localidad cenaron con él, formaron "EL CLUB TORTUGA". De regreso a California, Matt Karl fue elegido el primer presidente del recientemente formado Club Tortuga, mientras que el Jefe Burnside aceptó el papel de Asesor Benefactor en Jefe. Se eligieron oficiales adicionales para establecer la misión y metas para el grupo. Los primeros miembros de agencias de salvavidas de California y México fueron: Matt Karl; Kai Weisser; Bob Burnside; Marshall Parks; Tom Thayer; Don Johnson; Rob Webb; Victor Zavala; Gabriel Correa; Gabriela Chavez, Laura Dorantes y Roberto Madrigal.

El año de 1996 fue de grandes logros para la organización. No solo fue el comienzo oficial del Club Tortuga, pero tambien la formación del Club Los Buzos de Zipolite, así como también otros grupos de salvavidas voluntarios de playas lejanas. Los programas de Salvavidas Juveniles y Discapacitados comenzaron en el Club de Salvavidas de Zicatela México y ambos continúan con grandes progresos hasta este día.

La primera edición de la Gaceta Trimestral del Club Tortuga fue escrita y distribuída por el Editor del Club Dave Nelson. Se realizó el Primer Intercambio de Salvavidas entre Puerto Escondido y Huntington Beach, durante un periodo de dos semanas, del 2-16 de ulio de 1996, diez hombres recibieron entrenamiento y regresaron a México con el donativo de tablas de rescate, boyas, aletas y equipo de primeros auxilios. Se reunieron fondos para la construcción del Cuartel General Estatal en playa Zicatela. La construcción del Cuartel General de Zicatela comenzó en Septiembre de 1996, y fueron inauguradas formalmente en una ceremonia el 17 de Septiembre de 1997.

En 1997, el Jefe Retirado de Salvavidas del Condado de Dade, Florida, Jim Holland fue oficialmente nombrado el Jefe de Enlace con México del Club Tortuga y, en 1999, decidió establecer su residencia en Puerto Escondido y desde entonces ha ayudado en el entrenamiento de los Salvavidas de Zicatela.

En 1998, la traducción al Español del Manual del Entrenamiento de la USLA fue posible gracias a Victor Zavala y alguno de los Salvavidas Voluntarios de Ensenada y estuvo disponible para los mexicanos. El Manual Básico de Entrenamiento en Español está disponible en este sitio de internet para las personas que esten interesadas.En 2000, el Programa Salvemos a las Tortugas Marinas fue iniciado por el Club de Salvavidas de Zicatela y Jim Holland, Enlace del Club, se trata de proteger y guardar los huevos de tortuga hasta que salgan del cascarón y permite la participación de la comunidad al regresar cada año a las pequeñas tortugas al océano en Playa de Zicatela.

Jack Buck aceptó el reto de desarrollar programas de asistencia pública en la región, desarrolló el primer programa en el mundo de Salvavidas Juveniles Discapacitados con el Hospital Infantil Piña Palmera, y estableció el primer Campeonato Mexicano de Salvavidas en la Playa de Zipolite.

En el 2001 la esposa del Governador de Oaxaca, la Señora Guadalupe Murat solicitó una expansión de los programas de Salvavidas Juveniles a un nivel profesional.

Varias Secretarías del Estado pidieron a Holland que fuera a Huatulco a poner en marcha un programa de salvavidas similar al de Puerto Escondido.Desde aquellos primeros esfuerzos de los turistas y gente del lugar, desde finales de la década de los ochentas hasta el presente, algunos de los logros del Club Tortuga incluyen:

· » Creación de esta página de internet;
· » Diferentes esfuerzos para reunir fondos para adquirir equipo;
· » Desarrollo de diferentes programas sociales de salvaidas;
· » Trabajar junto con el Estado de Oaxaca en planes de contingencia en caso de huracanes;
· » Repartir ayuda médica y equipo de rescate a las víctimas del Huracán Paulina en 1999;
· » Reunir apoyos para el Hospital Infantil Piña Palmera en la Playa Zipolite con programas de enfermeras y doctores voluntarios internacionales en Oaxaca y suministros médicos donados por el Club;
· » Y continúan los esfuerzos para fomentar que todas las regiones de la USLA ayuden a nuestros hermanos y hermanas en Latinoamérica con todo el apoyo posible.


 




   
  principal | archivos | seguridad | patrocinio | playas | fotos | sobre nosotos | contacto